Ads

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Ojala fuera éste el último día de la espera.

Ayer participé de un "quedada" en Google+ organizada por Guillermo Ziegler. Muy interesante, como simpre.

Lo más interesante fue que me enteré que en marzo 2012 cierran la oficina de inmigracion en Sao Paulo, y la mudan a Mexico. O sea, a partir de esa fecha los tramites de inmigración a Canada via Quebec se van a tramitar via Mexico.
Debo confesar que me dió miedito. Quizas porque era tarde, me imaginé mis papeles de inmigración en una caja de color marrón con una etiqueta que dice: BSAS, y llena de polvo. Cinco años después alguien va a preguntar: Que es esta caja que dice BSAS? y alguien le va a responder: Nada, una caja con papeles que llego hace 5 años, no te preocupes, no hace falta abrirla.


Echemos un vistazo a las futuras oficinas en Mexico:





OK, ahora hablando en serio. Que podemos suponer de esta mudanza? Los tiempos serán más expeditivos?.
Yo no lo sé. Según Yves, experto en migración, si:

Creo que es una buena noticia porque indica que los tiempos de espera se irán reduciendo con esos cambios. Además de las oficinas de Paris y de Sao Paulo, las oficinas de Viena dejarán de recibir solicitudes de inmigración. Solo quedarán las oficinas de inmigración de México, Hong Kong y de Montreal. Cerrar oficinas representa un ahorro de dinero para el gobierno de Quebec, dinero que se podrá invertir en la contratación de más personas para tramitar las solicitudes.

Esos cambios no afectarán en lo absoluto el manejo de las entrevistas de selección, se seguirán dando de igual manera en los países de residencia de los candidatos.

Mientras esperamos, una linda lectura "El Laberinto" de Borges:

Zeus no podría desatar las redes
de piedra que me cercan. He olvidado
los hombres que antes fui; sigo el odiado
camino de monótonas paredes
que es mi destino. Rectas galerías
que se curvan en círculos secretos
al cabo de los años. Parapetos
que ha agrietado la usura de los días.
En el pálido polvo he descifrado
rastros que temo. El aire me ha traído
en las cóncavas tardes un bramido
o el eco de un bramido desolado.
Sé que en la sombra hay Otro, cuya suerte
es fatigar las largas soledades
que tejen y destejen este Hades
y ansiar mi sangre y devorar mi muerte.
Nos buscamos los dos. Ojalá fuera
éste el último día de la espera.
Publicar un comentario