Ads

jueves, 23 de febrero de 2012

Razones por las que decidimos emigrar: La tragedia de Once

Ayer sucedió en Argentina un hecho terrible. Un tren llenisimo, en hora pico no frenó y se estrelló en la terminal causando 50 muertos (por el momento) y cientos de heridos.
Un accidente, si, pero evitable.
El transporte público en Argentina está subsidiado por el Estado. El Estado le da a las empresas concesionarias millones de pesos por días para que el servicio funcione en forma y a un costo más accesible. Es responabilidad de la empresa privada asegurar el servicio y del Estado controlar. Ninguna de las dos  premisas se cumplió. Quienes usamos el transporte publico en Argentina sabemos que estamos a la buena de dios. Comenzando por la seguridad, pero tambien por los tiempos las condiciones del mismo, etc.
Los trenes en Argentina se desarrollaron en una época donde era necesario para el modelo agroexportador. La necesidad de los grandes terratenientes de llevar en forma economica las mercaderias al puerto, y la necesidad del Estado de vender los productos en el mercado externo favoreció la formación de las grandes vias ferroviarias.
Años después, una vez que el tren pasó a ser una forma de transporte público de los trabajadores, el Estado fue delegando la responsabilidad de los mismos a empresas privadas, llenandolas de beneficios y sin reparar en el usuario.
¿Cuantas muertes hacen falta para llevar la atención a como usamos el transporte público los tabajadores? ¿Cuanto más ausente puede estar el Estado?
Los muertos no son números o estadisticas, son hijos, padres, trabajadores, amigos, conocidos. Son personas con historias de vidas truncadas por el solo hecho de tomar un tren para ir a trabajar.
No puede pasar!


Foto: Clarin
Publicar un comentario