Ads

martes, 22 de marzo de 2011

Leaving Buenos Aires

Esta decidido: nous partons!

Son muchas las razones por las que decidimos dejar Argentina. las más obvias: un futuro mejor para los chicos, un presente mas fácil, seguridad, accesibilidad, etc.

No es que tomamos la decisión ofendidos o enojados, sino fue mas vale un acuerdo tácito entre mi país y yo: Argentina decidió que no podía ocuparse de mi y de mi familia y nos invitó a partir. No nos hecho, fue una grata sugerencia.
Que significa esto? es algo así.
Este gran país generoso esta lidiando con graves problemas. Basta leer los diarios (y no me refiero solo a Clarín) para darse cuenta que necesidades urgentes y gente muy necesitada. Esa ayuda está en camino. Hay planes de inclusión tanto en educación, vivienda y hasta alimentos.
Por otro lado, en este gran país generoso hay gente que la pasa muy bien. La distribución de la riqueza en la Argentina está más similar a los países latinoamericanos que en otros momentos. Hay cada vez ricos más ricos y pobres más pobres.
Hay una franja en el medio (yo me incluyo en esta), que no nos podemos quejar. Tenemos trabajos, nuestros hijos son educados, vestidos y alimentados en forma más que correcta, hacemos algún viaje de vez en cuando, etc.
Sin embargo no tenemos amparo. Por ejemplo: vivienda propia.
Acceder a un crédito es misión imposible. Hay que demostrar al banco que no lo necesitas, que no te interesa, es más, te ofende la idea de que el banco te preste plata para que el banco acceda a darte un crédito. Solo hay que decir que tengo el dinero suficiente para la casa, pero me encantó el último comercial: es tan canchero! yo quiero ser así de canchero!
Si sos muy pobre, quizás tengas la posibilidad de acceder a un plan de viviendas de gobierno. Quizás...
Pero si estas en el medio, estas liberado a tu propia suerte. Podes trabajar el resto de tu vida y no acceder a ella.
Esta formula se repite en todos los elementos que el Estado debe garantizar.
Entonces, en algún momento sentí, que en este ameno dialogo con mi gran país generoso, el me dijo: Mira, tengo muchos problemas y urgencias reales. "La verdad es que no puedo ocuparme de vos y de tu familia, porque ustedes se arreglan bien solitos. Entonces te sugiero que busques nuevos horizontes. No estoy echando, si queres quedate, pero estas sola."
Ante tal cordial sugerencia, decidimos buscar nuevos horizontes donde poder cumplir lo que me enseñaron de chica: si uno trabaja, estudia, es buena persona, le va bien en la vida.

Y en esto estamos, en la búsqueda de una buena vida.
Publicar un comentario