Ads

martes, 22 de marzo de 2011

La suerte no es buena consejera

Vivir en este país es como una ruleta rusa. Todo depende de la buena suerte.
Por suerte no pasó nada! No es que no pasó nada porque estaba armado para que no pase, es solo cuestión de suerte.
Todo el tiempo vivimos con la sensación de la crisis a la vuelta de la esquina. Cualquier mínimo elemento nos puede desestabilizar, puede acabar con nuestros ahorros, con nuestro trabajo, etc.
Y la verdad es que nunca tuve muy buena suerte.
Para poner un ejemplo simple: mi mamá se murió el día antes de mi casamiento. Tenia 54 años. Se podría haber muerto en cualquier momento de su existencia, pero no, fue el día antes de mi casamiento, pobre mujer.
Entonces no podemos depender de la suerte. No tengo la seguridad de que mis hijos van a tener un buen futuro. debería ser facil: estudian, trabajan, son decentes y tienen una buena vida. Pero no, depende de eso y de la suerte.
Suerte si mi hija adolescente sale y no le pasa nada. Suerte si conseguimos un trabajo mejor, y no capacidad.
Pero como les dije antes no podemos dejarlo a la suerte. Necesitamos certezas.
Publicar un comentario